Consumo de azucar: Consecuencias y recomendaciones

A la mayoría de las personas les gusta consumir alimentos dulces a media tarde o un postre después de la cena.  Mientras más los consumes, más deseos tienes de seguir comiéndolos. Te sientes muy enérgico de momento pero después te dan ganas de echarte a dormir. ¿Sabes por qué pasa eso?  Sigue leyendo, ya que te explicaremos  sobre  los efectos que causa en el organismo el consumo de azúcar.

Ansiedad por consumir mucha azúcar

Te sorprenderá saber que el azúcar no contiene nada bueno para el organismo, sus calorías son innecesarias y no favorece al cuerpo con ningún nutriente o mineral. Es mucha la información valiosa que existe acerca de los daños que ocasiona al ser humano el consumo de azúcar. Sin embargo son muy pocas personas que se detienen a analizar la situación.

Sabemos que las consecuencias son nefastas, pero empecemos por el principio.  El azúcar que se ve tan inofensiva y atractiva en  todos los productos que la contienen, es totalmente dañina porque se convierte en una adicción similar a la adicción que producen otras sustancias como las drogas.  ¡Qué Sorpresa!

Pues sí, eso es una realidad que no podemos ocultar y como tal la debemos combatir.  Una vez que el azúcar entra en nuestro organismo a través de la corriente sanguínea el cerebro es estimulado, libera dopamina que es el neurotransmisor que inmediatamente activa los centros de placer que reaccionan del mismo modo cuando se consume heroína y cocaína. Te sientes enérgico, activo rápidamente y con deseos de más.

Así mismo cuando pasas un lapso de tiempo relativamente corto sin consumir “algo dulce” te llega un deseo inmenso de consumir azúcar, lo cual va incrementando progresivamente hasta que llega el momento en el cual no puedes pasar mucho tiempo sin consumir azúcar en cualquier presentación.

Consecuencias del consumo de azúcar

Se dice que todo aquello que más nos gusta, es lo que más perjudica a nuestro cuerpo.  El azúcar  es disimulada en los alimentos que consumimos todos los días, así no nos damos cuenta del daño que le hacemos a nuestro organismo. Pero si tuviéramos conciencia de las diferentes patologías que podemos desarrollar, seguramente  haríamos un stop para no consumirla nunca más.

En este sentido, te queremos mostrar la cantidad de padecimientos que podemos evitar si dejamos de consumir azúcar:

  • Daños a los dientes porque se acumulan bacterias que se alimentan de los azucares simples produciendo ácidos que destruyen el esmalte dental.
  • La fructuosa influye en la leptina que es la hormona que controla la sensación de hambre. Al consumir activamente la fructuosa, ésta provoca resistencia a la leptina y hace que la persona tenga siempre más apetito. Consecuencia: aumento de peso y por ende la obesidad.  Las comidas ricas en azúcares también lo son en calorías con poca capacidad para saciar el hambre.

  • La ingesta de azúcares hacen que el páncreas produzca más insulina que es la hormona que se encarga de transformar los alimentos en energía. El aumento de la insulina provoca resistencia de los tejidos (el hígado se sobrecarga y no puede metabolizar la glucosa) hacia ella y se comienza a acumular en la sangre la glucosa sin ser utilizada, esto desencadena en obesidad y más tarde la diabetes.
  •  Produce hiperactividad e irritabilidad en los niños
  • El consumo de azúcar produce la disminución del colágeno que desencadena en envejecimiento prematuro.
  • Afecta considerablemente el sistema inmunológico. Produce inflamaciones que son asociadas a las alergias así como desequilibrio hormonal.
  • Existe la posibilidad de causar artritis, asma, hemorroides y cálculos biliares.
  • El consumo de azúcar puede originar parto prematuro o el bebé se puede ver afectado en su sistema inmunológico.
  • La absorción del calcio y magnesio que recibimos de los alimentos, se ve seriamente afectada por la ingesta de azúcar. Del mismo modo altera las funciones de las proteínas en el organismo.
  • El azúcar es el responsable de aumentar el riesgo de sufrir algún tipo de cáncer. En el caso del colon el azúcar aumenta la acumulación de bacterias.
  • Puede causar problemas con la vista como miopía, cataratas.

Azúcar en fruta y vegetales

Todas las plantas contienen azúcar en su estado natural como glucosa y fructosa, pero también contienen nutrientes, minerales, vitaminas y antioxidantes que hacen de ellas un elemento importante para nuestra alimentación.

Se ha cuestionado los daños que puede traer la fructosa que se encuentra en cualquier fruta, pero las investigaciones indican que sólo un 5% de la fructosa se puede convertir en grasa y todo lo demás se convierte en glucosa para el organismo sin producir ningún problema a largo plazo.

Lo ideal es consumir como mínimo dos piezas de fruta al día, que si bien la fruta tiene una cantidad de azúcar, ésta es mil veces más saludable que cualquier otro producto porque es más fácil para el cuerpo convertirlo en energía.

Como podemos controlar nuestro consumo de azúcar

Lo más apropiado para nuestra salud es evitar todo tipo de alimento empaquetado, como pan blanco, galletas y otros productos que contienen azúcar. Incluso en alimentos tan saludables como el yogurt o leche le agregan azúcar, es por eso que se debe verificar la información nutricional de los empaques y observar si el contenido no lleva más de 5g de azúcar por 100g.

Azúcar y sus substitutos

Los sustitutos del azúcar que se han encontrado durante los últimos 50 años han ido y venido hasta el punto que los consumimos y nos percatamos de esto. No necesariamente el reemplazo del azúcar es lo mejor. Las últimas investigaciones relacionan el aspartamo con el posible riesgo que a largo plazo provoque cáncer, incluso algunas marcas que promocionan sus productos con stevia les agregan aditivos que reduce sus beneficios.

Existen otro tipo de productos naturales que pueden ser alternativas saludables como la miel de abeja con muchas vitaminas y minerales para el organismo, sin duda, la mejor opción. Ya sea azúcar refinada, edulcorantes o productos naturales que proporcionen un grado de azúcar, se debe revisar con cautela porque nada en exceso es saludable y puede traer consecuencias que afectarán a largo plazo.

Llegó el momento de decir ¡STOP!  al azúcar.  Nos gustaría saber tu opinión así que déjanos tus comentarios.

Deja un comentario