La dieta Scarsdale: la dieta médica baja en calorías

El tema de las dietas ha alcanzado dimensiones importantes en las últimas décadas, debido al interés de las personas en mantenerse saludables.  Razón de peso para darnos a la tarea de investigar qué es una dieta, cuál es la más efectiva y en cuánto tiempo se obtienen los resultados esperados. En este artículo vamos a hablarte de la famosa dieta médica baja en calorías o dieta Scarsdale.

Qué es la dieta Scarsdale

Fue desarrollada en 1970 por un cardiólogo de origen americano, y consiste en la pérdida de peso, aproximadamente 400 gramos al día, por un período de 7 a 14 días.  El soporte de esta dieta es estimular la ingesta de alimentos pobres en carbohidratos y grasas (cualquier tipo de grasa) pero que sean ricos en proteínas como las carnes rojas, pescado, pollo.  Además permite el consumo de verduras con bajos niveles de calorías.

Además a esta dieta también se le conoce como Scarsdale Medical Diet (abreviada SMD), recomendada por expertos en salud.  Con el aporte de bajos niveles de calorías al cuerpo, mucho menos de lo que se recomiendan a diario, se establece la meta del consumo de 1000 calorías en 24 horas.

Al tomar la dieta Scarsdale como parte personal de nutrición, se llega al camino correcto, ya se tiene la meta de bajar 1000 calorías  al día. Es hora de preguntarnos ¿Cuánto quiero bajar? ¿Será mi peso el adecuado para mi estatura y contextura corporal? SMD ha sido una de las primeras dietas con un sistema bajo en carbohidratos, que ha llegado a funcionar sin problemas en muchas personas alrededor del mundo.

Es sencillo  este régimen si desde el principio se tienen en cuenta aquellos alimentos que se pueden consumir, para eso tenemos la siguiente triada:

  • Carnes rojas
  • Pescado
  • Verduras

El secreto está, aunque parezca bastante limitado, inventar un sinfín de platos con estos tres “ingredientes” que Scarsdale nos ofrece, lo único que debemos aportar es imaginación y buena mano en la cocina.

Día a día con la dieta Scarsdale

Para cumplir con nosotros mismos, es necesario desarrollar hábitos útiles que van a ayudarnos a lograr el objetivo final, concluidos los 14 días de la primera etapa.  Una de las cosas que se debe hacer es pesarse todos los días en la mañana, sin ropa para que no haya engaño de ningún tipo. Esta acción la sugieren los cardiólogos, internistas y nutricionistas, porque consideran que mantenerse en el peso adecuado es uno de los elementos básicos para prolongar la vida y la única manera de hacerlo es conocer el peso diario.

En los primeros 14 días haciendo la dieta Scarsdale,  se siente un gran estímulo al ver que se pierde peso rápidamente, lo cual refuerza el hecho de seguir estrictamente con el consumo de alimentos recomendados. La dieta no permite tener hambre, la persona se siente bien porque tiene mayor energía y vigor. También se acuerda que ya va a finalizar el primer período y en ese momento tendrá posibilidades de tener algo de libertad para consumir otros alimentos.

Alimentos que no se  pueden consumir

  • Fécula
  • Materia grasa añadida (ya sea aceite, mantequilla, natas)
  • Lácteos,
  • Zumos / jugos de frutas
  • Alcohol
  • Dulces
  • Embutidos

Alimentos que pueden consumir

  • Verduras: apio, zanahorias, pepino, tomate, lechuga, todo tipo de champiñones y setas, col, pimiento verde o rojo, espinacas, coliflor, entre otros.
  • Especias, vinagre y hierbas sólo para aliños
  • Sustituir el azúcar por edulcorante
  • Fuente de proteínas como las carnes magras
  • Pescado
  • Pollo

El menú de la dieta Scarsdale,  el desayuno consiste en: una o media pieza de fruta como manzana (por ejemplo), pan integral tostado, café o té con poco edulcorante si lo tomamos con azúcar.

A la hora de la comida, podemos preparar pollo a la plancha acompañado de una ensalada variada de lechuga, tomate, y setas con un poco de aliño, de postre café de nuevo con edulcorante, té o una pieza de fruta (se recomienda no pasar de las 4 piezas por semana por el contenido de fructuosa).

En caso de querer picar algo entre horas podemos comer apio crudo o incluso una zanahoria, para saciar el estómago, por lo menos hasta la cena, en la cual comeremos pescado al horno o a la plancha, con una menestra de verduras sofritas con una cucharadita de aceite.

Los resultados son casi inmediatos, en la primera semana veremos cambios, de hasta 4 kilos, dependiendo del metabolismo de la persona incluso puede que un poco menos, no todos veremos los mismos resultados. Se recomienda consultar a un médico incluso a un nutricionista con el fin de que nos hagan una evaluación preliminar para determinar si estamos aptos para hacer la dieta.

Igualmente, es prudente estar conscientes que nuestra disposición y buena voluntad son indispensables para que la dieta tenga éxito.  El cumplimiento de las siguientes recomendaciones es esencial para lograr la pérdida de peso con mayor celeridad:

  1. Tanto el pollo como el pavo se debe consumir sin piel
  2. Beber dos litros de agua, té o infusiones
  3. No añadir mantequilla a las verduras
  4. Las ensaladas solo se podrán aderezar con limón y vinagre
  5. Solo se puede comer tres veces al día, estrictamente los alimentos incluidos en la dieta
  6. Hacer ejercicios moderadamente

Continuar adelante con la II etapa de la dieta Scarsdale 

Una vez pasados los 14 días de la dieta, empieza una fase llamada “fase de estabilización”.  En este nuevo período se podrá incrementar la lista de los alimentos que podemos consumir.

Ya para este punto notar que hemos bajado de peso, nos mantiene alerta para seguir dentro de los parámetros establecidos por la dieta Scarsdale.  El desayuno se puede enriquecer con huevos, pan, mermeladas y hasta vino podemos consumir en las comidas. La variedad la podremos disfrutar con moderación durante 14 días más.

En este período, seguimos perdiendo peso y al mismo tiempo vamos recuperando por a poco los nutrientes que nos faltan a causa del bajo consumo de calorías que hemos pasado durante  los primeros 14 días.

Al concluir esta pequeña fase de estabilización, empezamos de nuevo con la dieta Scarsdale por 14 días, es decir la dieta desde el día 1, y así hasta volver a la estabilización por otros 14 más. Lo bueno es que no hay que contar calorías, pero aun así no podemos comer más allá de las tres comidas principales, como lo son el desayuno, la comida y la cena, no están permitidos los tentempiés ni merienda, y menos picar entre horas (a excepción que sea necesario podrás ingerir verduras u hortalizas).

¡Para bajar de peso existe la combinación perfecta: dieta Scarsdale + buena actitud + fuerza de voluntad = éxito total!

En nuestra web te damos los mejores consejos para tener una dieta sana y equilibrada.

Deja un comentario