Dieta cetogénica o Keto, ¿como hacer que sea efectiva?

La dieta se ha convertido en una necesidad para equilibrar la alimentación humana.  En algunos casos se le llama régimen alimentario, pero hay situaciones muy puntuales donde la dieta se constituye en un elemento fundamental para la mejora de una enfermedad, mantenerse saludable física y mentalmente. En este artículo queremos hablarte de la dieta cetogénica o Keto y como realizarla correctamente.

Dieta Cetogénica, ¿qué es?

Dieta cetogenica rica en grasas

Existe una relación muy estrecha entre la dieta y la salud que los mejores científicos del mundo han estudiado y por ello conocemos una gran cantidad de dietas cuya finalidad al final es la misma, preservar o mejorar la salud.

Entre las dietas más estudiadas para beneficio de la medicina moderna, está la Dieta Cetogénica reconocida porque se han demostrado sus efectos extraordinarios en ciertas enfermedades.

La dieta cetogénica tiene un alto contenido de grasa, adecuada de proteínas, baja en carbohidratos que en la medicina se utiliza principalmente para tratar epilepsia (refractario) de difícil control en los niños. La dieta obliga al cuerpo a quemar grasas en lugar de carbohidratos.

Se llama cetogénica porque los hidratos de carbono contenidos en los alimentos se convierten en glucosa, que luego se transporta por todo el cuerpo y es particularmente importante en el fomento de la función cerebral. Sin embargo, si hay muy pocos hidratos de carbono en la dieta, el hígado convierte la grasa en ácidos grasos y cuerpos cetónicos.

Los cuerpos cetónicos pasan al cerebro y reemplazan la glucosa como fuente de energía. Un nivel elevado de cuerpos cetónicos en la sangre, un estado conocido como cetosis, conduce a una reducción en la frecuencia de las crisis epilépticas.

Más detalles de la dieta cetogénica

La dieta cetogénica se considera una dieta terapéutica original para la epilepsia pediátrica que proporciona suficiente proteína para el crecimiento y reparación del cuerpo y las calorías suficientes para mantener el peso correcto para su edad y altura. Esta dieta cetogénica clásica contiene una relación de 4: 1 en peso de la grasa combinado con proteína respecto a los carbohidratos.

La dieta cetogenica es un complemento para brindar equilibrio nutritivo al niño

Esto se consigue mediante la exclusión de los alimentos ricos en carbohidratos como las frutas y vegetales ricos en almidón, pan, pasta, cereales y azúcar, al tiempo que aumenta el consumo de alimentos ricos en grasas como las nueces, crema y mantequilla.

La mayor parte grasa de la dieta está hecha de moléculas llamadas triglicéridos de cadena larga (TCL). Sin embargo, los triglicéridos de cadena media (TCM) hechos a partir de los ácidos grasos con cadenas de carbono más cortas que los TCL son más cetogénicos. Una variante de la dieta clásica conocida como la dieta cetogénica TCM utiliza una forma de aceite de coco, que es rica en TCM, para proporcionar alrededor de la mitad de las calorías.

Como se necesita menos grasa en general en esta variante de la dieta, puede ser consumida una mayor proporción de hidratos de carbono y proteínas, lo que permite una mayor variedad de opciones de alimentos.

Dieta Cetogénica y su relación con la epilepsia

La dieta cetogénica terapéutica clásica fue desarrollada para el tratamiento de la epilepsia pediátrica en la década de 1920 y fue ampliamente utilizada en la siguiente década, pero su popularidad disminuyó con la introducción de los medicamentos anticonvulsivos efectivos. A mediados de la década de 1990, el productor de Hollywood Jim Abrahams, que tenía un hijo con una epilepsia grave que se controló con la dieta, creó la Fundación Charlie para promoverla.

La publicidad incluyó una aparición en el programa Dateline de la NBC y … First Do No Harm (1997), una película hecha para la televisión protagonizada por Meryl Streep. La fundación patrocinó un estudio de investigación multicéntrico, cuyos resultados marcaron el comienzo de un interés científico renovado en la dieta.

Resultados y efectos secundarios de la Dieta Cetogénica

Casi la mitad de los niños y jóvenes con epilepsia que se han tratado de alguna manera con esta dieta vieron que el número de crisis cayó al menos a la mitad, y el efecto persiste incluso después de suspender la dieta.

El efecto adverso más frecuente es el estreñimiento, que afecta alrededor del 30% de los pacientes. Esto es debido a la restricción de líquidos, lo que es una característica de la dieta, y que conlleva un mayor riesgo de cálculos renales.

Existe cierta evidencia de que adultos con epilepsia pueden beneficiarse de la dieta, y que un régimen menos estricto, como una dieta de Atkins modificada, es igualmente eficaz. Los ensayos clínicos y los estudios en modelos animales sugieren que la dieta cetogénica proporciona beneficios neuroprotectores y modificadores de la enfermedad para un número de trastornos neurodegenerativos en adultos.

Es importante destacar que la persona que se inicia con este tipo de dieta, se puede llegar a sentir algo adormecida por unos días debido al proceso de adaptación. También se ha determinado que pueden aparecer elevados niveles de colesterol sérico, vómito, variación en el peso y fracturas óseas.

A partir de 2012, no hay datos de ensayos clínicos referentes a estas áreas, y, fuera de la epilepsia pediátrica, el uso de la dieta cetogénica se mantiene en fase de investigación con la esperanza de obtener buenos resultados en otras patologías.

 Complementos de la dieta cetogénica

Tal como se presenta este tipo de dieta, siempre es recomendable acudir al nutricionista para que provea las vitaminas y minerales que complementen el efecto de la dieta y se logre un verdadero balance. Su recomendación seguramente estará basada en la vitamina D y minerales como calcio, hierro, ácido fólico.

Hay casos donde se utiliza esta dieta con el complemento de citratos como Polycitra-K para prevenir los cálculos renales y en algunos casos utilizan la L-carnitina. Estas son razones para que cuando se inicie la dieta cetogénica se haga en el hospital bajo supervisión médica con el fin de monitorear al paciente.  En el caso de los niños se inicia con ayuno o pequeñas cantidades de dieta durante 24 horas.

En ese lapso, pueden presentarse situaciones que solamente el médico podrá manejar  puesto que tanto el paciente como la familia deberán aprender a trabajar la tolerancia ya que todos se educarán para mantener la dieta en casa.

Deja un comentario